Robótica colaborativa para PYMEs

NUEVO CR20A | El robot colaborativo con 20kg de capacidad de carga
24 de abril de 2023
Robots colaborativos en la industria farmacéutica
9 de octubre de 2023

La robótica es una tecnología en auge y se estima que en los próximos años el número de instalaciones de robots siga creciendo (ver artículo “Las 5 tendencias en robótica para 2023”). Aun así, todavía son muchas las pequeñas y medianas empresas que se muestran reticentes a incorporar tecnología robótica en sus líneas de producción por relacionarla con costosas inversiones, cambios en el lay out, reestructuración del personal y otras variables que históricamente se han asociado a la robótica industrial, a grandes fábricas y complejas líneas de producción. A continuación te contamos por qué la robótica -especialmente la robótica colaborativa- también tiene sentido en PYMEs

Antes de nada, una aclaración:

¿Cuál es la diferencia entre robots industriales y robots colaborativos? 

Robots industriales


Mayor tamaño

Necesitan vallados de seguridad

Son estáticos. Una vez se instalan, no se pueden mover

Altas velocidades de trabajo y grandes capacidades de carga

Robots colaborativos


Tamaño similar a un brazo humano. Ligeros.

No necesitan vallados de seguridad

Se pueden desplazar y re-programar fácilmente.

Velocidades de trabajo más reducidas. Capacidad de carga máxima 20kg.

Los robots colaborativos están diseñados para compartir espacio de trabajo con humanos. 

Los robots colaborativos suponen un punto de inflexión en la automatización industrial. A diferencia de los robots tradicionales, los cobots están equipados con sensores avanzados y sistemas de control inteligentes que les permiten detectar y responder a la presencia humana. Esto significa que pueden trabajar de forma segura y colaborativa con humanos, sin necesidad de barreras físicas

Su bajo coste de inversión inicial, su fácil implementación y su rápido reflejo en los resultados de productividad están haciendo que cobren cada vez mayor protagonismo en pequeñas y medianas empresas para la automatización de diferentes tareas.

Un claro ejemplo son las aplicaciones de machine tending o los procesos de final de línea (encajado, paletizado, distribución y logística interna) donde cada vez es más frecuente encontrar robots manipulando y transportando cargas. A continuación te mostramos algunos modelos de robot colaborativo que están ayudando a PYMEs de todas las industrias a automatizar sus procesos repetitivos de forma rápida, sencilla y asequible.

Brazos robóticos (también llamados Cobots)

Son pequeños, ligeros e inteligentes y tienen una carga máxima de 20kg. Pueden realizar multitud de tareas: manipulación, carga/descarga de máquina, llenado de recipientes, llenado de cajas, control de calidad o paletizado, entre muchas otras. Su tecnología, basada en avanzados sensores y sistemas de control inteligentes, les permite detectar y responder a la presencia humana, de manera que pueden trabajar de forma segura y colaborativa con ellos. Son versátiles y pueden re-programarse fácilmente para adaptarse a los picos de producción de la empresa.

Robots móviles Autónomos (también llamados AMRs)

Su función es la automatización de la logística interna en procesos de fabricación o en almacenes. Son pequeños, inteligentes y autónomos. Están equipados con avanzados sistemas de escáner y visión que les permite detectar, reconocer y esquivar objetos y personas.  Se desplazan por la empresa junto a los/as trabajadores/as como uno más de la plantilla, transportando cargas de hasta 1000kg de un punto a otro con todas las garantías de seguridad. 

Robótica colaborativa = Seguridad avanzada

Aquí te mostramos uno de nuestros robots: el modelo CRS. Es un brazo colaborativo equipado con un avanzado sistema de detección de presencia humana que permite que el robot se detenga antes de entrar en contacto con el humano. Esto evita posibles colisiones y garantiza un espacio de trabajo totalmente seguro. 

La importancia de un integrador

Los robots por sí solos no son capaces de realizar ninguna tarea. Necesitan ser programados y equipados con garras/accesorios que les permitan llevar a cabo su cometido y hacerlo de la manera más eficiente posible. Los robots colaborativos son fáciles de programar y cualquier empleado/a puede ser capaz de hacerlo con una breve formación, pero si lo que buscamos es optimizar al máximo el proceso y coordinar el robot con el resto de recursos de la empresa para aumentar la productividad, es necesario contar con un integrador de robots especialista en automatización industrial. En Bereiker llevamos más de 25 años asesorando a empresas para incrementar su competitividad mediante la automatización de procesos. Puedes contactarnos aquí.

¿En cuánto tiempo se recupera la inversión en un robot colaborativo?

El ROI es variable en función de la aplicación (se han de tener en cuenta diferentes variables), pero, en términos generales, se estima que el plazo medio de retorno de la inversión está por debajo de un año. Si quieres conocer el ROI de tu aplicación en concreto, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí. Nuestros técnicos especialistas en robótica para PYMEs resolverán todas tus dudas.

Algunos casos de éxito

A continuación te mostramos algunos ejemplos de empresas que ya han incorporado robots colaborativos en sus plantas de producción y han conseguido incrementar la productividad, la calidad, la seguridad y la ergonomía de procesos sin necesidad de ampliar estructura.

Bereiker |  Showroom de robótica colaborativa

Si quieres testar nuestra tecnología en primera persona, puedes concertar una visita a nuestras instalaciones. En nuestro showroom de robótica encontrarás hasta 8 tipos diferentes de robots colaborativos e industriales y nuestro equipo técnico resolverá todas tus dudas. 

Si tienes dudas, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí. 

Comments are closed.